miércoles, 17 de febrero de 2016

Arbol de Sakura


Cuando se menciona Japón, una de las primeras imágenes que vienen a la cabeza es la de sus árboles de cerezo. Su flor, conocida como sakura (桜) es la flor nacional de Japón. Los capullos de colores rosáceos y blancos florecen a finales de Marzo y a inicios de Abril y significan el inicio de la primavera.
Contrariamente a lo que el occidental esperaría, el árbol de Sakura no se encuentra en jardines hogareños, sino en plazas, parques, o espacios abiertos. Por una semana las calles se tiñen de rosa y el Hanamini (literalmente ir a ver la flor 花見) es uno de los acontecimientos estacionales más disfrutados. Las personas se reunen alrededor de los árboles y, haciendo honor a la fama del japonés de hacer festival por casi cualquier cosa, se diverten en familia, amigos, o tal vez con el amor de turno.  
La Sakura (Flor de Cerezo en japonés) encierra un poderoso encanto que ha trascendido hasta nuestros días y no deja de perfumar la atmósfera moral, por eso fue elegida en el medioevo como símbolo del espíritu Samurai; porque nace a la salida del sol, y cae de la rama al mediodía para morir, en el esplendor de su belleza.
“Si alguien pregunta cuál es el alma de Yamato,
es una flor de cerezo que perfuma al sol naciente”
Motoori Norinaga

  LEYENDA SOBRE EL ARBOL DE SAKURA
 Durante la Era mejí, en Japón, era muy común que se fuera a buscar a las casas a los mejores samuráis, sin importar lo viejo que fueran. Durante años se mantuvo una guerra que se cobró numerosas vidas.
En esta época florecían los árboles de Flor de cerezo o flor de ciruelo.
Entonces, no era de extrañar que las mujeres casadas con samuráis se quedaran solas, por lo que estableció una ley en la que se le prohibía a la mujer casada de un samurai en batalla que se viera con otro hombre que no fuera de su familia. La ley establecía que cualquier mujer seria libre de casarse o juntarse con amigos si ésta probaba que su esposo había muerto en combate. Curiosamente en registros nunca se encontró ninguna mujer ejecutada por esta ley, y sin embargo se encontraron tantas muertas como samuráis de distintas zonas.
Ninguna de estas mujeres fue asesinada, ellas mismas lo hacían con el nombre de su esposo muerto en batalla si éste era un samurai. Esto siempre lo hacían frente a un árbol de flor de cerezo que con la sangre que absorbía se fue tornando rosada.
Siempre que salía un samurai de su casa se sembraba un árbol de Cerezo en su honor... O por si era necesario.

0 comentarios :3:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

Suscribete al blog!

Sobre el blog




AFILIADOS



Lunany-kawaii
 photo Sin-tiacutetulo-1_zpsbc1c1a13.gif

Sigueme en mis redes sociales


¿Que hago si se acaba mi anime favorito?

A muchos de nosotros nos ha pasado esto: cuando se termina tu anime favorito. Es horrible y lo peor (al menos me pasa a mí) es que no sabes ...

Pages - Menu